Los otros déficit de España: I Educación

déficit. (Del lat. deficĕre, faltar).

1. m. En el comercio, descubierto que resulta comparando el haber o caudal existente con el fondo o capital puesto en la empresa.
2. m. En la Administración Pública, parte que falta para levantar las cargas del Estado, reunidas todas las cantidades destinadas a cubrirlas.
3. m. Falta o escasez de algo que se juzga necesario. El enfermo tiene déficit de glóbulos rojos. La ciudad tiene déficit de viviendas.

Hoy casi todo el valor de las cosas se mide en términos económicos, y el estado de los países y las CCAA no son una excepción. La lucha contra el déficit económico de las administraciones públicas se ha convertido en la principal batalla del gobierno de España, para “asegurar la senda del crecimiento y de la creación de empleo”

Cuadrar las cuentas públicas es necesario, pero no es el único elemento sobre el que se debe actuar para asegurar el crecimiento y la creación de empleo, hay otros factores que enriquecen a los países asegurándoles prosperidad, menores desigualdades sociales, mayor democracia y niveles de desarrollo más sostenibles.

Y son estos “otros déficit de España” los que deben ser corregidos  sin demora, pero ni el Gobierno central ni los gobiernos autonómicos les están prestando la debida atención para corregirlos con la urgencia que requieren, lo que está provocando mayor desempleo, la consolidación de las desigualdades sociales y económicas, la cronificación de la pobreza y la dificultad para salir de ella o del grupo de personas en riesgo de exclusión social.
Es necesario actuar ya, pero con un plan de futuro, con visión global y a largo plazo, siendo conscientes que los resultados no serán visibles hasta dentro de muchos años, pero con la garantía de que se crean unas bases sólidas y duraderas.

 

El drama silencioso de la educación en España.

Educación

 

¿Cuál es la situación de la educación en España? ¿Qué nivel de formación tienen los españoles?

Aunque el porcentaje de la población con estudios universitarios en España se encuentra por encima de la media europea, el resto de la población tiene un nivel educativo muy inferior al de los países de Europa. Esto confirma la polaridad cada vez mayor de la población en España: una minoría tiene un alto nivel de formación, mucha de la cual está ahora emigrando a otros países por la falta de oportunidades, mientras que la gran mayoría, la población no universitaria, tiene bajos niveles de formación.
Así pues, no se trata de tener más  universitarios (estamos por encima de la media europea), sino en aumentar el nivel educativo del resto de la población, es decir, aumentar el porcentaje de personas que tienen formación secundaria superior (Bachillerato y  formación profesional).

 

La Comisión Europea considera la educación secundaria como “la formación mínima necesaria para participar en la vida social y económica de un país”.
U
n 46,2% de los españoles de 25-64 tienen bajo nivel educativo, es decir tienen como máximos estudios pre-primaria, primaria o primer ciclo de secundaria.
En Europa solo tienen peores resultados Portugal y Malta. Un porcentaje casi doble que en Rumanía y 6,6 veces más que en Lituania.
Ningún gobierno ha puesto solución a esto, ya que España se ha mantenido como el 3er país con mayor porcentaje de población con bajo nivel educativo desde, al menos, 1995:

 

En algunos medios el indicador utilizado para referirse al “fracaso escolar” es el abandono temprano de la educación y  formación, que es el porcentaje de jóvenes de 18-24 años que  no están escolarizados y que tienen como estudios máximos educación secundaria o anteriores niveles educativos.
En este caso la situación de España también es dramática: un 26,5% de los jóvenes españoles deciden no seguir estudiando, es el segundo peor dato de Europa después de Malta,  supone el doble de la media europea y cuatro veces más que en Suecia.

 

En la siguiente gráfica vemos el porcentaje de estudiantes no universitarios que estudian en instituciones públicas y su relación con el abandono temprano de la educación:
Casi el 30%  de los estudiantes no universitarios de España estudian en colegios privados, es una de las tasas más altas de Europa, en 2010 España era el 3er país de la UE con mayor porcentaje de abandono temprano de la educación.
En Eslovenia el porcentaje de estudiantes en colegios privados es del 1,5% y el abandono temprando de la educación uno de los más bajos de Europa: 5%

 

Si miramos los datos de las CCAA vemos que hay grandes diferencias entre ellas, aunque en general son muy malos para casi todas ellas.
En las CCAA el “fracaso escolar” lo hemos calculado por diferencia a partir del dato de la tasa bruta de graduación en ESO* (%) que proporciona el Ministerio de Educación.
* La Tasa bruta de graduación en ESO es la relación entre el número de graduados en ESO, independientemente de su edad, respecto al total de la población de la “edad teórica” de comienzo del último curso de dicha enseñanza.

Hay CCAA como Baleares y la Comunidad Valenciana donde casi el 40% de los jóvenes no tienen ni los estudios obligatorios básicos:

 

Respecto al abandono temprano de la educación y formación en las  CCAA,  el País Vasco es el que obtiene mejores resultados, es la única comunidad autónoma con un porcentaje mayor que la media europea, en otras CCAA como Baleares el 36,7% de los jóvenes de 18-24 años con estudios de secundaria o inferiores  decide no seguir estudiando:

 

Respecto a los conocimientos en idiomas, en España solo un 33% de la población dice hablar inglés, en Alemania el porcentaje es del 57% y  Noruega del 96%

 

Casi la mitad de los españoles (46,6%) no hablan ningún idioma extranjero, este porcentaje contrasta con países como Noruega donde el 97% de la población habla algún idioma extranjero.

 

El origen de estos malos resultados no es por una falta de recursos, pues el gasto por alumno (€) en enseñanza pública en España está por encima de la media europea, habría que buscarlos en la gestión de esos recursos, el modelo educativo y el modelo productivo de los últimos años, por el que muchos jóvenes abandonaron sus estudios.

 

¿Qué relación hay entre el nivel de formación y educación de un país o región con su tasa de desempleo? Podemos verlo en la siguiente gráfica:

 

Sorprende y también asusta que la educación no haya sido una prioridad para ninguno de los últimos gobiernos de España, tampoco para el actual.
En la primera rueda de prensa del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , tras un consejo de ministros, donde explicó las principales líneas de actuación del gobierno para fomentar el crecimiento del país, no mencionó ni una sola vez la educación.
Rueda de prensa del presidente del Gobierno

 

Fuentes de los datos: Eurostat, ine, Instituto Nacional de Evaluación Educativa

Noticias relacionadas:
El 42’2% de la población de la ciudad de Alicante no ha alcanzado el graduado escolar y sólo el 7,2% tiene estudios superiores
Bruselas, “muy preocupada” por el fracaso escolar en España
Claves para entender el fracaso escolar en España
Las diferencias en el rendimiento educativo entre las CCAA tan grandes como en la OCDE
La Consellería de Educación privatizará la gestión de colegios de nueva construcción durante al menos 75 años
El informe PISA por países

 

Para visualizar estos indicadores y relacionarlos con otros muchos entra en:     GOpublicdata

Anuncios